Bono Social

Con la entrada en vigor de la Tarifa de Último Recurso (TUR) desde el 1 de Julio de 2009 se puso en marcha el denominado bono social, un mecanismo creado por el Gobierno para proteger a los ciudadanos de determinados colectivos.

Se trata de una medida de carácter social diseñada para favorecer a los colectivos más vulnerables y se concreta en la congelación de la tarifa vigente en el momento de la puesta en marcha de la TUR hasta 2012. Se calcula que beneficiará a unos 5 millones de consumidores.

Podrán acogerse al bono social cuatro colectivos:

  • Los clientes domésticos con una potencia contratada inferior a 3 kW.
  • Los pensionistas con prestaciones mínimas.
  • Las familias numerosas.
  • Los hogares en los que todos sus integrantes se encuentres en situación de desempleo.

En todos los casos, el beneficiario deberá estar acogido a la Tarifa de Último Recurso (TUR), ser una persona física y el contrato para el que se solicita el bono social debe ser el de su vivienda habitual.
Los precios vigentes desde el 1 de Julio de 2010, para una potencia contratada inferior o igual a 10 kW, tanto de la TUR como del BONO SOCIAL son los de la tabla siguiente:

La tarifa social ya no se puede solicitar, aunque sí la pueden seguir manteniendo aquellos consumidores que la tuvieran con anterioridad. En la actualidad los consumidores con potencia contratada inferior a 3 kW disfrutan del bono social.

  • Resolución de 26 de Junio de 2009, que determina la puesta en marcha del Bono social.